We shall never surrender

Winston Churchill

http://img238.imageshack.us/img238/6900/01aw3.jpg

.


Confianza y tesón

la diferencia que crea la diferencia


.
En la imagen, monumento de homenaje a Winston Churchill a las puertas del Petit Palais, en París.

Churchill supone una vertiente hedonista -paradójicamente, a la vez resignada y paciente- del mundo como voluntad y representación schopenhaueriano.

Decidido, resolutivo y ajeno al pudor moral (el medio siempre al servicio del fin); sigue representando un savoir-faire lamentablemente ya extinto, un talante como lo llaman en estos días los afines de la Ceja-ZPera.

Pese a amanecer aún muchos días con una botella de ron vacía a los pies -en memoria de los hábitos adquiridos por Churchill en su dedicación cubana- o con las manos manchadas de sangre, bien por el capítulo de Rudolf Hess, bien por el recuerdo ya lejano de las bajas francesas ocasionadas por su incompetente almirantazgo en la Batalla de los Dardanelos (Campaña de Gallípoli), la efigie de Churchill se encarga de recordar a los franceses el valor de no rendirse, de no cejar en la voluntad de alcanzar los propios objetivos, simbólicamente ubicada entre el Petit y el Grand Palais de París.

Como más recientemente ha significado el destelleante -y confiamos que no fugaz- Barack Obama, el espíritu de Churchill también biene a encarnar el deseo y el tesón que resultan necesarios para alcanzar un sueño.

Para obtener más info sobre la vida, obra y destrozos ocasionados por el ¿Nobel en literatura?  Wiston Churchill, click aquí.

.

.

castellopro@gmail.com

Share