ARTÍCULO PUBLICADO EN EL DIARIO VALENCIANEWS

Hace apenas unas semanas el gurú del emprendimiento e inversor Kenneth P. Morse (fundador y director durante más de una década del centro de emprendimiento del MIT y profesor visitante en ESADE), dirigía en Valencia un workshop orientado a la generación de potentes imágenes de negocio que logren construir equipos de alto rendimiento.

Este seminario se celebraba como acción formativa integrada en el Valencian Global Growth Program que financian la Generalitat Valenciana y el IVACE.

La experiencia docente del profesor Ken P. Morse y de su esposa Laura Barker Morse, y un amplio dominio del estudio de casos y del storytelling, hicieron posible que los emprendedores inscritos en este programa de aceleración pudieran aprender a crear un pitch de éxito, presentando el resultado respecto a sus propias empresas.

IMG_2955

Para las StartUp, además de lograr el acceso a financiación que haga posible la proyección de sus empresas en el mercado internacional, resulta crucial ser capaces de configurar equipos que capturen talento.

El programa Valencian Global permite a las StartUp inscritas efectuar un salto desde la vertebración del ecosistema ecosistema emprendedor de Boston, en base a la experiencia del MIT y la Ruta 128, desde la formación de sus equipos y contando con el expertise de mentores de primer nivel internacional.

El programa de aceleración se orienta hacia modelos de negocio que ya han sido validados en el mercado, pues es éste el único modo en que realmente pueden ser validados los modelos de negocio, más allá de los fuegos de artificio postulados de forma sistemática por los últimos best sellers que vienen apareciendo en la literatura divulgativa sobre emprendimiento de un tiempo a esta parte.

Las StartUps que se encuentran aplicando mecanismos iniciales de prueba y validación del modelo de negocio en fase semilla (Osterwalder y Pigneur, 2011; Generación de modelos de negocio) con el fin de que el emprendedor en fases iniciales del proyecto pueda contactar con el usuario y llegue a conocer –presuntamente de manera fidedigna- el Producto Mínimo Viable (PMV) (Ries, 2012; El método Lean StartUp) no serían objetivo de este programa de aceleración e internacionalización empresarial.

El Valencian Global Growth Program se orienta a StartUps con una facturación mínima acreditable de medio millón de euros en los 12 meses precedentes al momento de inscripción.

Se pretende que el proceso de aceleración resulte real, fundamentado en hechos (basado en ventas, no en métricas o en embudos teóricos de conversión), y la finalidad se configura hacia una internacionalización inmediata de las empresas inscritas.

Las StartUp que ya se han inscrito en ediciones anteriores y que han resultado beneficiarias del programa Valencian Global proceden fundamentalmente de los campos biomédico, tecnológico o industrial con alto valor añadido.

Los emprendedores que lo deseen pueden realizar su solicitud de inscripción en el programa y optar a una interesante oportunidad de formación, financiación y acceso al ecosistema emprendedor de Estados Unidos.

La red de contactos con inversores, colaboradores e instituciones que se construye desde la participación en el programa resulta crucial para arrancar y afianzar el proceso de internacionalización de estas empresas.

Share