Artículo publicado en RANKIA

.

Y es que el mercado no se muestra tranquilo, y el financiero menos.

Porque está estresado, aquí y allá, en el mundo entero. En estos días de ingeniería contable y legislación coadyuvante, la banca está muy de enhorabuena.