Bancos y Cajas de Ahorro comienzan a quemarse con tantos inmuebles no-líquidos en su poder


Hasta hace sólo unos meses muchos de los que ahora se rasgan las vestiduras daban por imposible una debacle en el sector inmobiliario.